La Praline Chocolatier nació en Caracas (Venezuela), en el año 1985 con el propósito de brindar los más ricos bombones artesanales, empleando las mejores técnicas y estándares de calidad belgas en su elaboración.

A lo largo de los años, La Praline fue evolucionando, y con ella, la variedad de bombones y empaques, siendo reconocida como una de las mejores chocolaterías del mundo.

En el año 2012 dos amigos y maestros chocolateros, Ricardo Baquero y Brian Van den broucke, apasionados por su trabajo y por emprender nuevos retos, deciden abrir La Praline Chocolatier en Ciudad de Panamá, para deleitar nuevos y exigentes paladares en otras latitudes, dando inicio a su internacionalización.

La tradición, calidad, variedad y servicio personalizado, definen a La Praline Chocolatier, que abrió sus puertas en Panamá para consentir a los amantes de los más exquisitos bombones.